Panorama agropecuario semanal de Azúcar

La fecha y hora que se muestra al inicio de cada comentario indica el momento en que se actualizó dicha nota en particular.

Azúcar20/Febrero/2018, 1:34:50 PM
(ASERCA) — Los futuros de azúcar del ICE perdieron la semana anterior por las expectativas de un superávit global en medio de una abundante producción en la Unión Europea, India y Tailandia. Los futuros de azúcar cotizaron esta semana con poco rango de movimiento. Se presentaron algunas bajas que borraron las ganancias de la semana anterior. Nuevamente el precio se vio influenciado por el precio del petróleo, el cual subió ahora que se espera que Rusia y Arabia Saudita mantengan el recorte en la producción. Esto hace que el precio de la gasolina suba y el bioetanol se mantenga atractivo como combustible sustituto. Analistas dijeron que coberturas de posiciones cortas de fondos brindaron el principal respaldo a los precios, aunque los fundamentos siguen bajistas y las mejores perspectivas para la cosecha en India han reforzado las preocupaciones sobre la abundancia de suministros. El azúcar sin refinar para mayo 2018 cayó 0.23 centavos, o 1.7%, a 13.28 centavos por libra. El azúcar blanca para mayo 2018 cayó $4.30 dólares, o 1.2%, a $356.80 dólares por tonelada. Las lluvias en Brasil dan una buena perspectiva de la producción. Se han reportado precipitaciones diarias en Sao Paulo con períodos intermitentes de sol. Este patrón debería beneficiar a su próxima cosecha de caña 2018/19 después de un clima nublado que recientemente ha provocado preocupaciones sobre el desarrollo de la planta. Sin embargo, las perspectivas globales de oferta bajista permanecen intactas, lo que significa que hay potencial de que suba el precio del azúcar. "Desde la perspectiva de la oferta y la demanda, hay mucha disponibilidad de azúcar y no suficiente demanda", dijo un operador. El día miércoles, la prima de marzo frente a mayo 2018 los 0.2 centavos y cerró en 0.12 centavos por libra, lo que indica que hay demanda por los suministros más próximos. Operadores dijeron que esto se debió en parte a expectativas de menos despachos desde Brasil y a un mayor flujo desde Centroamérica hacia China. "El mercado sigue sobreabastecido. Los factores que llevaron al más reciente repunte han cambiado", sostuvo un operador. “Si continua el TLCAN hay posibilidad de que el azúcar se reintegre, más adelante, a los marcos (normativos) del tratado, pero tenemos que esperar”, argumentó el director general de la consultora Zafranet, Jorge Alfredo Pacheco. Explicó que el tema azucarero no está sobre las mesas de discusión del capítulo agropecuario, pues desde 2013 hay un acuerdo específico entre México y Estados Unidos para evitar aplicar sanciones comerciales a las exportaciones del producto hacia el vecino país del norte. Con este acuerdo, indicó, los estadounidenses fijan cuotas a la importación, volúmenes, menores calidades del producto, precios mínimos de venta, calendarios específicos de entrega, logística adecuada a las necesidades y controles muy rigurosos para la comercialización. “Todo esto implica que está al margen del TLCAN”, por lo que las exportaciones del sector hacia ese país no sufrirían en el corto plazo en caso de que el presidente Donald Trump cumpliera su amenaza del salirse del tratado, apuntó. Esto porque las ventas de azúcar hacia Estados Unidos, con poco más de un millón de toneladas, corresponden a los excedentes de la superficie cosechada con caña en el territorio mexicano, explicó. La producción total de azúcar asciende hasta 6.1 millones de toneladas métricas y, de ellas, entre 4.5 y 4.7 millones de toneladas son para consumo interno, según cifras de la firma consultora. Entre el consumo nacional se reparte 60% de azúcar estándar, 30% son del producto refinado y el restante está divido entre blanca especial y mascabado.

Autor
Agencia de Servicios a la Comercialización​ y Desarrollo de Mercados Agropecuarios/Coordinación General de Administración de Riegos de Precios
Fecha de publicación
Martes, 20 de Febrero de 2018

Imprime la página completa

La legalidad, veracidad y la calidad de la información es estricta responsabilidad de la dependencia, entidad o empresa productiva del Estado que la proporcionó en virtud de sus atribuciones y/o facultades normativas.